BUSQUE su Inmueble:
Venta    Alquiler
Búscar por Código
Contáctenos YA!!!

(*) Campo Requerido



* Nombre Completo:

* Teléfono:

* Correo Electrónico:

  Observaciones:


Indique El Código ANTISPAM

Indique el codigo anti Span
Noticias y Opiniones

El Hatillo y Su Gente



 El Hatillo y Su Gente

Cornielles lleva dos años trabajando en Paseo El Hatillo

"

Francisco Cornielles, un caricaturista de 44 años que trabaja en el Centro Comercial Paseo El Hatillo, expone sus retratos de Oscar Yánez, Emilio Lovera, Luis Chataing y otras figuras para atraer clientes. Ningún otro elemento promociona su oficio; las personas se acercan curiosas y al momento de solicitar una caricatura propia deben recurrir a las señas, ya que el dibujante tiene una condición especial.

—¿Su sordera afecta su trabajo?

No. Las personas que atiendo vienen a mí sólo por una cosa. No hay mucho que entender.

—¿Qué es lo primero que observa en las personas que va a retratar?

Cada persona tiene un rasgo resaltante diferente: en unas son los ojos, en otras la nariz, a veces alguna parte del cuerpo o su oficio.

—¿Qué se le hace más fácil dibujar?

Los niños y bebés son más sencillos: sus narices y ojos son muy similares.

—¿Cómo logra hacer los retratos en tan pocos minutos?

Observo mucho. Mientras hago un retrato gasto más tiempo viendo a la persona que haciendo los trazos. Yo hago retratos, así que debo ver las cosas que hacen única a la persona.

—¿Qué es indispensable para un caricaturista?

Tener lápiz, marcadores, papel y conocer la figura humana.

—¿El costo de los materiales representa una dificultad en este oficio?

Lo único caro es la tabla de dibujo; para hacer lo demás no se necesita gastar mucho, sólo un buen marcador grueso de tinta china que se consigue en cualquier librería.

—¿Estudió en alguna academia o fue autodidacta?

Un poco de ambas. Empecé solo a los doce años. A los quince, me inscribí en la Escuela de Historietas López & Acosta, estudié allí durante 5 años y luego de graduarme fui profesor de la clase de dibujo.

—¿Por qué dejó de enseñar?

No ganaba mucho como profesor. Pero quisiera volver a dar clases, enseñar es el futuro. Muchos de mis clientes se interesan por lo que hago y quieren aprender.

—¿Quiere abrir una academia propia?

Ojalá tuviera suficiente dinero para eso. Estoy negociando con la Alcaldía de El Hatillo a ver si me dan un espacio en el centro comercial u otro lugar para dar clases durante vacaciones.

—¿Qué otra faceta de este oficio se puede desarrollar?

Muchísimas. Yo me muevo más en áreas particulares. Por ejemplo, aquí hago retratos de las personas cara a cara; hago pedidos para novios que quieren tener su historia en un cómic; también hago retratos en fiestas infantiles y bodas.

—¿Por qué no ha buscado más exposición?

Hago retratos porque me divierte. Y si a eso le sumas una relación, así sea corta, con otras personas es aún más divertido.

PARA VIVIR EN ESTE MARAVILLOSO MUNICIPIO HAGA CLICK AQUI